Reserva tu hora
     

Parte 1: Qué es la Meditación Mindfulness

Fecha: 29 de septiembre 2016
Por: Paula Oliva

La traducción literal de Mindfulness es “Atención plena” o “Conciencia del momento presente”, y es una de las habilidades más antiguas y básicas de la humanidad.

Podríamos decir que “mindfulness” es el nombre que le han dado a la meditación en Occidente. Otra definición ofrecida por Kabat-Zinn es: “Prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar”. Mindfulness también ha sido definido en términos de una habilidad meta-cognitiva (Bishop et al., 2004); de una capacidad autorreguladora (Brown y Ryan, 2003); de una habilidad de aceptación (Linehan, 1994); y en términos de control atencional (Teasdale, Segal y Williams, 1995), entre otros.

Es tan fácil (y tan difícil) como aprender a estar presente y vivir el momento. Mindfulness implica ser más consciente de qué sucede aquí y ahora. Esta técnica nos puede ayudar a aprender a apreciar nuestra vida, en lugar de pasar por ella rápidamente. Ser más conscientes también nos ayuda a no dejarnos llevar por las fuertes corrientes de pensamientos y emociones, que son habituales, y pueden manifestarse en forma de estrés, depresión, pensamientos negativos, ansiedad, enojo, resentimiento o dudas sobre nuestra validez y estima.

En nuestra sociedad acelerada en la que vivimos hemos perdido esta habilidad de estar conscientes, que formaba parte de nuestro ser de manera natural. La buena noticia es que podemos entrenarnos para volver a disfrutar de ella y ser plenamente conscientes de nosotros y nuestro entorno, de la misma manera que puede entrenarse el cuerpo para estar más sanos. Y para esto se requiere una gran dosis de voluntad, constancia, perseverancia, y mucha práctica, ya que exige reservar un tiempo para practicarlo, y además te permite también incorporar la técnica en tu vida cotidiana y en tus actividades más frecuentes.

"El primer gran descubrimiento de esta meditación no suele ser un concepto penetrante acerca de la naturaleza de la mente,  sino la aguda captación de cuan desconectados suelen estar los seres humanos respecto a su experiencia" Francisco Varela.

El Mindfulness te enseñará a:

  • Ser CONSCIENTE de tu cuerpo, de tu mente y de tu entorno
  • Estar presente en el momento actual, AQUÍ Y AHORA
  • Estar centrado y ser capaz de decidir dónde y cómo quieres ENFOCAR TU ATENCIÓN
  • Sentir tu cuerpo y ser capaz de SINTONIZARLO de forma eficaz con tu mente
  • ACEPTARTE a ti mismo y a otras personas.

El Mindfulness no es algo nuevo, tratamos con algo realmente antiquísimo, se inspira en las antiguas tradiciones del yoga y de la meditación. No obstante, hace muy poco tiempo (apenas treinta años en los Estados Unidos y actualmente en España) que ha acaparado la atención de la Psicología Clínica y ha sido incluido dentro de una gran variedad de intervenciones y terapias psicológicas.

Dado el gran interés por el Mindfulness en estos últimos años, también las comunidades científica y médica han querido acercarse a esta disciplina. Los estudios realizados han demostrado enormes beneficios de su práctica, tanto para la salud física como para la salud mental. En consecuencia, cada vez más médicos y psicólogos utilizamos y recomendamos esta práctica para trabajar con pacientes con depresión, estrés y otros trastornos relacionados con la ansiedad.

¿En qué ámbitos nos puede beneficiar?

  • Salud física. La práctica de Mindfulness nos puede ayudar a afrontar mejor un amplio abanico de enfermedades, incluyendo el cáncer, la cardiopatía y el dolor crónico. Se ha demostrado que refuerza el sistema inmunitario y mejora nuestra respuesta frente a enfermedades que pueden ir desde una simple gripe hasta la psoriasis.
  • Salud mental. La práctica del Mindfulness cada vez se utiliza más para ayudar a personas con depresión recurrente, adicciones y diferentes trastornos de ansiedad, así como el estrés general.
  • Bienestar. Con la práctica de Mindfulness se aprende a disfrutar y apreciar más la vida, ya que logramos tener más conciencia de uno mismo, aceptamos más nuestros sentimientos y tenemos más empatía con los demás. En la actualidad, estudios neurocientíficos demuestran que la meditación puede reforzar zonas del cerebro vinculadas a la felicidad, el bienestar y la compasión.

Normalmente, la práctica de la Meditación Mindfulness comienza con la práctica de la meditación concentración. Esto se hace así, porque como ya se ha visto anteriormente, la mente está siempre divagando continuamente de un lugar a otro, arrastrada por la corriente incesante de pensamientos, emociones, etc. El primer objetivo de la práctica de Mindfulness es aquietar la mente, calmarla, tornarla serena y tranquila. Para ello, se entrenará a la mente a permanecer centrada (o concentrada) en un solo punto, en un solo estímulo, de forma constante, de un modo ininterrumpido. El estímulo seleccionado recibe normalmente el nombre de “objeto” de meditación. El objeto de meditación utilizado por excelencia es la propia Respiración.

El Mindfulness como toda actitud humana, puede cultivarse y fortalecerse o bien debilitarse y atrofiarse. Por eso necesitamos un entrenamiento, un período de aprendizaje que nos ayude a identificar este recurso personal, desarrollarlo y darle un espacio central en nuestra cotidianidad. 

*Si deseas participar de una experiencia Mindfulness inscríbete aquí: info@reaktiva.cl

*Próximo evento pincha aquí 

Autora:

Paula Oliva L. Psicóloga y Licenciada en Psicología por la Universidad de Valparaíso. Diplomada en Educación Inclusiva y TIC por la Pontificia Universidad Católica. Instructorado de Mindfulness, Instituto Draco. Nivel I de Instructorado en EFT (Emotional Freedom Techniques).

Referencias bibliográficas

  • Israel Mañas, Universidad de Almería. Mindfulness: La Meditación en Psicología Clínica [Publicado en: Gaceta de Psicología, Nº. 50, pp. 13-29]
  • Kabat-Zinn, J. (2007). La práctica de la atención plena. Barcelona: Kairós (Orig. 2005)
  • Ricardo Pulido, Universidad Alberto Hurtado. Mindfulness: ¿sólo una terapia o una modalidad de conocer?  Noticia de Artículos, Número 14, Psicología Hoy.