Reserva tu hora
     

Parte 2: Meditación Mindfulness - Conexión entre cuerpo y mente

Fecha: 17 de noviembre 2016
Por: Paula Oliva Leal

La conexión más importante que existe entre el Mindfulness y la reducción de los niveles de estrés, está directamente relacionada con el vínculo que existe entre cuerpo y mente.

Cada vez más estudios neurocientíficos descubren y estudian la vinculación que conecta los pensamientos y las emociones con nuestro funcionamiento fisiológico.

Ante factores estresantes, que nuestra mente interpreta como potencialmente peligrosos para nuestra supervivencia, nuestro cuerpo se activa para la huída y el ataque de manera inminente. Este tipo de respuestas fisiológicas consume recursos de sistemas fisiológicos, pudiendo afectar a nuestra salud si se mantiene este grado de activación por un tiempo prolongado.

La neuropsicología considera que las emociones y los pensamientos están ligados a elementos químicos e impulsos eléctricos que afectan a muchos sistemas fisiológicos, como el inmunológico, el músculo-esquelético, el digestivo, el circulatorio y el respiratorio. Por lo tanto, nuestros pensamientos y nuestras emociones pueden contribuir tanto a la salud como a la enfermedad. Además, y como nuestra mente no establece diferencias entre un peligro físico o un peligro psicológico, ambos activan el mismo tipo de respuesta fisiológica: el estrés, para preparar al cuerpo para la huída o la lucha. Cuando el estrés cotidiano se prolonga en el tiempo y sin que el cuerpo tenga la posibilidad de recuperar su equilibrio, sus efectos pueden contribuir al desarrollo de una larga lista de enfermedades: hipertensión, tensión muscular, problemas dérmicos, ansiedad, insomnio, trastornos gastrointestinales y digestivos, sistema inmunológico.

Entonces cabe preguntarse ante esto ¿qué ocurriría si prestásemos más atención a nuestras reacciones de estrés y, además, aprendiésemos a responder a ellas de una forma más constructiva, adaptativa y armoniosa?

Cuando somos conscientes del estrés que impregna nuestra vida y de la manera en la que afecta a nuestro cuerpo y a nuestra mente, podemos empezar a desarrollar una serie de habilidades que nos sirvan para alcanzar un mayor equilibrio, tanto en nuestra vida como en nuestras respuestas al estrés.

Uno de los principales beneficios del Mindfulness es que nos permite reconocer un amplio abanico de experiencias, entre las que también se cuentan estados internos difíciles, como la agitación y el miedo. Al aportar claridad y conciencia de estas experiencias internas, se puede llegar a desarrollar un restablecimiento del equilibrio entre nuestros diferentes sistemas fisiológicos y psicológicos.

El cuerpo está tan estrechamente ligado con la mente, que la capacidad de gestionar el estrés y de responder de forma más efectiva tiene profundas implicaciones en nuestra salud física. El mejor de los cuidados médicos es el que podemos proporcionarnos a nosotros mismos, esto nos permite tener cierto control sobre nuestro propio bienestar. En este sentido, la práctica del Mindfulness constituye una herramienta muy poderosa para ayudarnos a asumir un papel activo a la hora de cuidar de nosotros mismos y contribuir positivamente a lo mejor de nuestro bienestar global.

Mindfulness nos permite identificar con rapidez y precisión los estresores, permitiéndonos escoger las estrategias que consideremos adecuadas y así actuar de modo más eficaz, pasando de reaccionar al estrés a responder al estrés. Podemos atender a las necesidades de la situación, considerando nuestro objetivo en la vida y utilizando nuestros propios recursos.

Con las estrategias de afrontamiento se intenta regular al organismo y volver a situarlo en un punto de equilibrio físico, psicológico y social.

El Mindfulness (o Consciencia Plena), consiste básicamente en responder a las emociones centrando nuestra atención en las sensaciones que surgen en el cuerpo y/o focalizando la atención en la respiración sin dejarnos arrastrar ni por los pensamientos ni por las conductas reactivas que la emoción puede generar. Sin alimentar la emoción con pensamientos, concentra tu atención en las sensaciones del cuerpo aceptando lo que está pasando, sin juzgar y con confianza en que la emoción por intensa que sea se debilita con el tiempo, dando paso a momentos de mayor claridad y equilibrio para actuar. Es una técnica que requiere entrenamiento y práctica progresiva.

*Para una clase de Mindfulness inscríbete aquí: info@reaktiva.cl

*Próximo evento pincha aquí más información

Redactado por: Paula Oliva L. 

Directora de Salud y Psicóloga Reaktiva.

Referencias bibliográficas:

  • Kabat-Zinn, J. (2007). La práctica de la atención plena. Barcelona: Kairós (Orig. 2005)
  • Irene Morales (2016). Definición de Conceptos: ¿qué es el Mindfulness? Barcelona.