Reserva tu hora
     

Punción seca para el abordaje de puntos gatillo miofasciales

Fecha: 19 de diciembre 2016
Por: Felipe Domke Vyhmeister - Kinesiólogo Reaktiva

La técnica de punción seca pertenece al grupo de la “fisioterapia invasiva”, en las cuales se incluyen técnicas de tratamiento en las cuales el agente físico es utilizado percutáneamente, es decir, atravesando la piel del paciente.

Específicamente la punción seca consiste en el empleo de un estímulo mecánico de una aguja como agente físico para el tratamiento del síndrome de dolor miofascial (SDM). Utiliza el adjetivo de “seca” para enfatizar que no se utiliza ningún agente químico y diferenciarlo de otras técnicas en las cuales además se infiltran otros agentes como algún tipo de corriente eléctrica, anestésicos locales o antiinflamatorios no esteroidales (AINES). Por lo tanto, es una técnica inocua que no tiene efectos secundarios y con la cual no se introduce ninguna sustancia dentro del organismo.

Como se dijo anteriormente, la punción seca está indicada especialmente para el tratamiento del SDM, el cual se define como un cuadro clínico caracterizado por signos y síntomas sensitivos y motores, que puede estar además acompañado de respuestas derivadas del sistema nervioso autónomo (SNA). Este cuadro se manifiesta por la activación de puntos gatillos miofasciales (PGM).

Los signos y síntomas de este cuadro pueden ser:

  • Dolor localizado o regional, de intensidad leve a severa y se relaciona con la actividad del músculo afectado
  • Debilidad muscular
  • Restricción de la movilidad
  • Alteración de los patrones de activación muscular
  • Disminución de la resistencia del músculo
  • Retardo en la recuperación y relajación posterior al ejercicio
  • Espasmos musculares
  • Dentro de las respuestas por parte del SNA están aumento de la temperatura local de la piel, sudoración y una respuesta pilo-motora (piel de gallina)

Por lo tanto, existe una gran variabilidad de síntomas dentro de este cuadro que irán afectando de distinta forma al paciente dependiendo del músculo o grupo muscular involucrado.

Que es un Punto Gatillo Miofascial?

Un punto gatillo miofascial se define como “una zona hiperirritable localizada en una banda tensa de un músculo esquelético que genera dolor con la compresión, la distensión, la sobrecarga o la contracción del tejido, y que generalmente responde con un dolor referido que es percibido en una zona alejada de la original.”

Son provocados por traumatismos musculares, sobrecarga muscular, malas posturas sostenidas. Todas estas situaciones provocan que el músculo se mantenga en una contracción continua, lo que provoca una crisis energética la cual mantiene este círculo vicioso de contracción-inflamación-dolor.

Estos PGM presentan las siguientes características clínicas:

  • Banda muscular tensa: Un músculo con PGM generalmente está tenso a la palpación y estas bandas tensas pueden identificarse unas de otras.
  • Dolor puntual a la palpación: El PGM al ser irritado mediante la palpación provoca una sensación dolorosa en una región focalizada, en la cual se puede observar el “signo del salto” en el paciente, el cual puede rehuir al contacto de aquella zona y manifestar molestias.
  • Respuesta de espasmo local: La irritación del PGM provoca una respuesta refleja desde la médula espinal que provoca una contracción enérgica y fugaz de la fibra muscular que compone la banda tensa. Esta puede producirse tanto por la palpación por parte del terapeuta o estimulación a través de la técnica de punción seca. Esta respuesta supone un excelente signo para la confirmación de presencia de un SDM o en el caso de producirse durante la punción se considera como un factor pronóstico positivo para la resolución del PGM.
  • Patrón de dolor referido: Es otro de los signos importantes para la identificación de un PGM, que permite identificar el músculo afectado por el PGM, ya que estos patrones de dolor referido siguen un patrón específico en todos los individuos. Además si al irritar este PGM, el paciente es capaz de reconocer su dolor habitual, se puede hablar de un PGM activo y de esta forma confirmar la presencia de un SDM.

Clasificación PGM:

  • Activos: Es un PGM que puede provocar dolor tanto en reposo como y/o en el movimiento específico que involucre al músculo afectado. Impide el estiramiento completo del músculo lo que puede acabar por debilitarlo.
  • Latentes: Es un PGM el cual no provoca dolor espontáneo en reposo, generalmente solo es doloroso a la palpación. Aún así aumentan la tensión muscular y limitan la movilidad y normalmente los pacientes son poco conscientes de esto o simplemente lo aceptan.

Técnicas y efectos de la punción seca:

PS Superficial:

Consiste en introducir agujas de acupuntura en la piel y en el tejido celular subcutáneo suprayacente al PGM, donde la profundidad de punción es de 5 a 10mm.

Los efectos de esta técnica está mediada por la estimulación de los mecano receptores, que sumado a la estimulación de las fibras aferentes amielínicas C, estimulan indirectamente la corteza cingular anterior. Esta técnica también está mediada por la estimulación de las fibras aferentes Alfa y Delta que activa la secreción de péptidos opioides endógenos como las encefalinas, dinorfinas y beta endorfinas y el estiramiento de los fibroblastos del tejido conjuntivo. Por medio de la utilización de esta técnica se consigue una disminución del dolor local y referido, y el incremento del rango de movimiento.

PS Profunda:

Consiste en la entrada y salida rápida de la aguja al PGM para que cuando se produzca la respuesta de espasmo local (REL), la aguja no esté en la fibra muscular sino en el tejido celular subcutáneo. La técnica se repite hasta que desaparece la REL. Esta técnica suele ser más agresiva que la anterior para el paciente, pero suele ser la más efectiva.

Los efectos de la PSP se basan particularmente en la mejoría obtenida por medio de la inducción de la REL que está modulada por el sistema nervioso central. Se ha demostrado que la REL está asociada con el alivio y disminución de la actividad eléctrica muscular, por tanto, se produce la relajación del músculo afectado, disminución de las concentraciones de sustancias químicas sensibilizadoras (tales como la bradicinina, la sustancia P, el CGRP, etc.) y la relajación de la banda tensa. De esta manera, por medio de esta técnica se consigue la disminución del dolor local y referido y el incremento del rango de movimiento, disminución de la irritabilidad del PG, normalizar el medio químico y el pH del músculo esquelético y restaurar la circulación local.

Está demostrado científicamente que la PS es efectiva para el tratamiento de (ref):

  • Patologías discales
  • Tendinitis
  • Síndrome del Túnel Carpiano
  • Trastornos relacionados con el uso de la computadora
  • Dolor pélvico
  • Síndrome de dolor regional complejo
  • Calambres nocturnos
  • Dolor fantasma
  • Radiculopatías cervicales y lumbares
  • Disfunciones articulares
  • Migrañas
  • Cefaleas tensionales
  • Cefaleas crónicas

Para terminar quisiera agregar que esta técnica es muy segura si se aplican correctamente los protocolos de higiene y seguridad que se sugieren, además de considerar la anatomía de los músculos en los cuales se desea aplicar la técnica y la cercanía con órganos nobles.

Es probable que el paciente luego de la punción refiera sensación de “pesadez” en la pierna, este efecto debiese durar entre 24 a un máximo de 48 horas, sin embargo, si se aplica crioterapia y elongación de los músculos puncionados estos efectos secundarios desaparecen rápidamente.

Sin duda la PS es una gran alternativa para el manejo del dolor miofascial, pero aun así la eliminación de los PGM es sólo una parte del tratamiento, ya que luego deben identificarse los factores que provocaron la aparición de éstos y evitar las recidivas.

En REAKTIVA el kinesiólogo Felipe Domke ha recibido la formación “Abordaje de los Puntos Gatillo Miofasciales mediante Aguja Seca” por la Asociación Argentina de Terapia Física, e integra esta técnica dentro de los programas kinesiológicos.

Redactado por: Felipe Domke Vyhmeister

Kinesiólogo Reaktiva

Referencias:

  1. Simons, D.; Travel, J.; Simons, L. (2002). Dolor y Disfunción Miofascial – El Manual de los Puntos Gatillo. 2da. edición. Editorial Médica Panamericana. Buenos Aires
  2. Jan Dommerholt and César Fernández de las Peñas (2013). Punción seca de los puntos gatillo. Editorial Elsevier
  3. APTA (American Physical Therapy Association), 2013. Description of Dry Needling in Clinical Practice: An Educational Resource Paper. Produced by the APTA Public Policy, Practice, and Professional Affairs Unit February 2013.